Heteronomías de la justicia: nomadismo y hospitalidad en el lenguaje
ISBN: en trámite

Nomadismo

- Nomadismo -

imagen asociada con la sección

Foto: Stephen A. Marlett (CC BY-SA 3.0)

Formas otras de habitar la tierra.

Las construcciones nómadas están adecuadas a la movilidad y la trashumancia. Expuestos a las inclemencias del desierto, los trashumantes asumen la vulnerabilidad humana en su forma de habitar. Las jaimas saharauis, las casas tradicionales de ramas comcaac (haaco haheemza), incluso las construcciones provisorias de adobe que podemos ver en los campos de refugiados saharauis, protegen sólo ligeramente a las personas (y su derrumbe entonces no pone en riesgo la vida).

La huella que dejan a su paso los nómadas y sus animales es orgánica y efímera, sin ruinas. Ajustado a lo estrictamente necesario, cada objeto sirve para usos diversos y su utilidad para la vida se valora más que el dinero. Los nómadas privilegian el valor de uso al valor de cambio.

En una socidad sin paredes la palabra circula libremente. De lo dicho, cada quien entiende lo que puede y debe entender. La intimidad y la diferencia entre lo público y lo privado se experimentan de maneras muy distintas a las de las sociedades sedentarias. 

Esta sección se sumergirá en las huellas nómadas que persisten en culturas recientemente sedentarizadas como la saharaui y la comcaac. Así, indagará filosóficamente en las convergencias y divergencias entre la heteronomía y el devenir.